La Mansión Gangotena: Icono y Testigo de la Historia de Quito


Antes de convertirse en un lujoso hotel en 2011, la mansión de la familia Gangotena, situada en una esquina privilegiada frente a la Plaza más emblemática en el corazón mismo del Centro Histórico de Quito: la Plaza de San Francisco con sus más de 500 años de historia era ya un símbolo y testigo silencioso de la historia de la ciudad. Llamada también “Palacio Gangotena” por algunos quiteños, la propiedad fue, especialmente desde finales del siglo 19, un verdadero ícono de arquitectura, estilo y suntuosa decoración interior, reminiscente de un Palacio Italiano neo-renacentista. Los relatos históricos registran que desde finales del siglo 18, las aristocráticas familias hispano descendientes Jijón y Gangotena fueron las propietarias de la señorial mansión y varias generaciones de ellos  vivieron en la espléndida casa.

casagangotena-mansion-history-quito

Quito es una ciudad milenaria que por siglos fue la capital del próspero Reino de los Quitu-Caras en tiempos Pre-incásicos. Luego fue la capital norteña del enorme Imperio Inca, durante los 70 años que estos dominaron el actual territorio del Ecuador. Durante los casi 300 años de Colonia Española, fue la capital de la “Real Audiencia de Quito”. Cuando el Ecuador se convirtió en República Independiente en 1830, se consagró oficialmente a Quito como la capital de la nación.

Los años de mayor esplendor de la mansión Gangotena como casa de familia fueron entre 1880 hasta cerca de 1950. Durante buena parte de ese tiempo, Don Enrique Gangotena y Jijón, uno de los patriarcas de la familia, fue el principal propietario de la señorial mansión y la llevó a sus más altos niveles de lujo tanto en su arquitectura externa y fachadas como en la espectacular decoración interior, la que incluía lámparas francesas, alfombras finas, espejos señoriales y piezas de arte traídas de Europa y Asia así como pinturas y esculturas de la famosa Escuela Quiteña de Arte Religioso, compradas y coleccionadas pacientemente por don Enrique.

A través del tiempo, la familia Gangotena ha sido la cuna de importantes políticos, industriales, académicos, poetas (Alfredo Gangotena-Jijón) y terratenientes con grandes propiedades en los alrededores de Quito. La influencia de la familia desde los tempranos años de la República del Ecuador y hasta el siglo veinte fue considerable y su mansión, a la que los miembros más jóvenes de la familia llamaban simplemente: “la casa de San Francisco”, se convirtió en el epicentro de importantes reuniones políticas y sociales, sucesos históricos, eventos culturales y artísticos así como glamurosas fiestas de la emergente alta sociedad de Quito, especialmente durante la primera mitad del siglo 20.

casagangotena-mansion-sanfrancisco-quitoEn 1914 un devastador incendio destruyó la mansión casi en su totalidad, incluyendo sus valiosos objetos de arte. Irónicamente, se atribuye el incendio a un corto circuito causado al hacer las primeras pruebas de instalación del sistema de electricidad de la ciudad en el que, evidentemente, se daba prioridad a las familias más notables de entonces. Sin embargo, Don Enrique Gangotena estuvo decidido a reconstruir íntegramente la mansión para lo cual la familia contrató a dos destacados arquitectos italianos, los hermanos Antonino y Paolo Russo para realizar una restauración total de la casona, recreando su estilo arquitectónico original y estructuras, además de la decoración interior con frescos, pinturas, muebles y objetos de arte para hacer nuevamente del “Palacio Gangotena”, la más suntuosa residencia familiar de la ciudad. La restauración, que duró alrededor de cuatro años, resultó en un estilo arquitectónico singular, básicamente Ecléctico, con rasgos de Neo-clásico; Neo-Renacentista y Art Deco. La señorial mansión que ocupa una buena parte de la cuadra situada al sur occidente de la Plaza de San Francisco y su enorme complejo religioso es una construcción de tres pisos en forma de herradura que une a tres cuerpos alrededor del gran patio central.

Entre las numerosas anécdotas que guarda la mansión es haber sido testigo de uno de los episodios más oscuros en la historia de la ciudad, cuando una horda ebria y barbárica, posiblemente azuzada por políticos ultraconservadores, arrastró por las calles del centro de la ciudad hasta su salvaje incineración en el entonces periférico Parque de El Ejido del ex Presidente del Ecuador General Eloy Alfaro, líder de la revolución liberal ocurrida entre finales del siglo 19 y los inicios del siglo 20.

Uno de los más notables residentes de la mansión Gangotena fue Camilo Ponce Enríquez, Presidente del Ecuador entre 1956-1960, quien, casado con Dolores Gangotena, una de las herederas de la familia, vivió en la casona durante un período de su vida antes de ser Presidente del país. Otro ex Presidente que dominó en gran medida el escenario político del Ecuador en el siglo 20 y fue electo Presidente en un record de cinco ocasiones entre 1938 y 1960, José María Velasco Ibarra, había nacido apenas a una cuadra del Palacio Gangotena en la Calle Cuenca y se dice que visitó la mansión en varias ocasiones para sostener reuniones políticas.

Otra anécdota de la mansión Gangotena relata que a mediados de los años 1920, la familia Gangotena literalmente “salvó” a la ciudad de una terrible sequía que la afectaba. Una quebrada que desciende desde las faldas del volcán Pichincha cruzaba por el costado sureste de la propiedad y la familia había diseñado un reservorio de agua para su uso en aquéllos días en que no existía aun una red de agua potable en la ciudad. La familia Gangotena entonces ofreció el agua para la ciudad sin ningún costo mientras duró la emergencia. Cuando retornó la normalidad y la ciudad tuvo ya su red pública de agua potable, el Municipio de Quito, en gratitud por el gesto de la familia decretó una Ordenanza por la cual recibirían su dotación de agua potable del sistema público sin costo, lo que se mantuvo hasta los años 1960 cuando casi toda la familia se había mudado ya a los prósperos nuevos barrios del norte de la creciente capital.

La mansión Gangotena ha sido testigo de innumerables eventos históricos, incluyendo revueltas, grandes mítines políticos, multitudinarios actos religiosos como la cada vez más gigantesca y famosa Procesión de Viernes Santo así como grandes eventos culturales, artísticos y musicales, que han tenido como su escenario a la inmensa Plaza de San Francisco que puede albergar a varios miles de personas.

Actualmente, viajeros de todo el mundo pueden ver desde sus habitaciones, algunas de las áreas públicas o la imponente Terraza Panorámica, el movimiento incesante de la gente en su diario trajinar por la célebre Plaza de San Francisco, frente a la cual se encuentra, estratégicamente ubicado el espléndido Hotel Casa Gangotena que acaba de recibir, por tercer año consecutivo, un lugar destacado en los “Travelers Choice Awards 2016” del famoso portal mundial Trip Advisor, como parte de los 25 mejores hoteles del mundo, segundo en América Latina de entre solo tres en todo el Hemisferio en la selecta lista del “Top 25”. El Hotel ha recibido en su corto tiempo de vida varias distinciones internacionales más.

Entre mediados de los años 1960 y finales de los años 1970 el Centro Histórico de Quito pasó por un período de abandono y deterioro. Sin embargo, la declaración de la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1978, motivó para que las autoridades locales y nacionales así como la propia ciudadanía se empeñaran en una restauración a fondo de los edificios y monumentos patrimoniales, públicos y privados. El Centro Histórico desde entonces ha renacido para ganarse su actual reconocimiento como un atractivo único para el turismo internacional por su arquitectura, el encanto de sus casas de estilo colonial, las angostas calles y las extraordinarias muestras de arquitectura y arte religioso que se encuentra en sus centenarios templos, conventos, claustros, museos, colecciones privadas y casas particulares.

Con el inicio de los años 2000 y el siglo 21, los últimos herederos de la familia Gangotena recibieron la propuesta del grupo empresarial liderado por el ex Alcalde de Quito Roque Sevilla para adquirir la mansión a fin de convertirla en un hotel de lujo. Concretada la venta de la propiedad, este tuvo una vez más, entre 2005 y 2011 una nueva y total restauración externa e interna con los mejores arquitectos, para recuperar el estilo arquitectónico de la casa, su diseño y decoración interior.  Así nació en la antigua e histórica propiedad, el exclusivo Hotel de lujo, un auténtico cinco estrellas contemporáneo que hoy es Casa Gangotena.

Categories: EspañolTags: , , ,

1 comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: